Colector solar

3 – Colectores solares

Utilizados para la climatizacion de piletas de natación, profesionales u hogareñas, quintas, predios, proporcionando el ahorro energético más elevado que se puede lograr en la actualidad, a un muy bajo costo de mantenimiento.

Los colectores solares absorven la energía de la radiación solar para transferirla en un aumento de la temperatura del agua que circula por su interior, de esta

manera logrará un incremento de 10 grados centigrados de la temperatura del agua de

la piscina.

Si la climatizacion se pretende para reemplazo de los calentadores a gas o eléctricos, el ahorro será de hasta el 80%. En caso de no tener dispositivos de calentamiento, los colectores realizarán totalmente el trabajo, menguando su rendimiento únicamente en caso de días nublados o suciedad excesiva.

La climatización de las piscinas requiere un muy alto consumo energético, y por ello no está permitido en algunos países, donde la normativa prohibe el uso de energías no renovables para la climatización de piscina tanto exterior como interior siendo obligatorio el uso de la energía solar que deberá aportar entre el 30 y el 70% de las necesidades térmicas anuales para el calentamiento de la piscina

Planificación

Dependiendo de la zona climática de emplazamiento, deben considerarse varias circunstancias:

– Temperatura ambiente

– Temperatura del agua de la piscina

– Humedad relativa del aire. En las piscinas descubiertas, también la velocidad del viento.

Piscinas cubiertas

Normalmente son de utilización continuada durante todo el año, y partiendo de una temperatura ambiente de 28º C es óptimo que el agua esté a 24º C.

Al ubicarse de forma aislada a la intemperie, sus pérdidas caloríficas son inferiores a las piscinas descubiertas, por lo que precisan una menor superficie de colectores solares. Su consumo de energía, puede además reducirse en aproximadamente un 50%, utilizando una manta térmica para piscina.

Piscinas descubiertas

Mediante el calentamiento solar es posible prolongar el período de utilización sustancialmente, en varios meses sobre el Energía solar para calentar piscinasnormal, y con un coste que queda amortizado en apenas 3 temporadas, mientras que la vida útil de los equipos es de 20 años.

De forma aproximada, el cálculo que se suele hacer para climatizar una piscina es considerar que -prescindiendo de los m³ existentes- los m² de captador solar equivalen al 50% de la superficie de la piscina.

Con esto se obtiene una ganancia de 10ºC sobre la temperatura ambiente, si bien sí resulta necesario en las horas nocturnas cubrir la piscina con una manta térmica lo más ajustada posible a su superficie para evitar al máximo las pérdidas calóricas.